Tarta de queso SUPERfácil y sin horno

Esta tarta de queso sin horno es facilísima, rápida y además está deliciosa. Si tienes algún almuerzo o cena en casa, quedarás como el perfecto anfitrión.

Los productos que necesitas para esta receta son:

tarta de queso fácil sin horno philadelphia  sincobertura blog
– 1 rulo de galletas (recomendamos las galletas “Marie Lu Integral”)

– 180g. de mantequilla sin sal

– Medio litro de nata para montar (que esté fría)

– 1 sobre de gelatina de limón

– 6 cucharadas soperas de azúcar blanco

– 1 paquete de queso tipo “Philadelphia” (no sirve “light”)

– 1 bote de mermelada de arándanos (la marca Helio está deliciosa)

– Cápsulas de papel, que sean duras. No sirven las normales de cupcakes

El primer paso es derretir la mantequilla en un cazo a temperatura baja y por otro lado, triturar las galletas. Para las galletas, también puedes utilizar un mortero, también quedará bien. Este paso (1.) se realiza para elaborar la base de nuestra tarta o en este caso, nuestras mini tartas de queso.

tarta de queso philadelphia fácil sincobertura blog

Cuando tengamos la mantequilla derretida, la integramos con las galletas previamente trituradas. El resultado será una mezcla que utilizaremos como base. Es importante, ayudándonos del pilón del mortero, alisar la base.
Cuando hayamos realizado el proceso en todas las cápsulas, las dejaremos reposar en el frigorífico para que endurezcan.

A continuación (2.) en un cazo a fuego medio, incorporamos el medio litro de nata, el sobre de limón y removemos con una cuchara de madera o una lengua de gato. Cuando esté casi integrado, añadimos las seis cucharadas soperas de azúcar. Es importante no dejar de remover la mezcla para que se los ingredientes se mezclen bien y el azúcar se diluya, teniendo en cuenta además que debemos evitar que la nata hierva.

Cuando los ingredientes estén ya integrados, añadimos la tarrina de queso y apartamos el cazo del fuego. Mezclamos un poco la mezcla y utilizando unas varillas eléctricas, batimos.

Dejamos reposar la mezcla hasta que esté templada (3.). Es el momento de sacar nuestras cápsulas del frigorífico y rellenarlas (4.). Tras haber finalizado este paso, volvemos a colocarlas en el frigorífico durante horas. Esta tarta de queso aguanta varios días perfectamente en el frigorífico.

Tarta de queso philadelphia, fácil y sin horno | Sin Cobertura

El último paso, un par de horas antes de servirlas, es aplicar la mermelada de arándanos. Para que nos sea más fácil, realizaremos unos cortes perpendiculares a la masa de las cápsulas (5.) y en un cazo, calentaremos la mermelada de arándanos con un poquito de agua, lo que nos ayudará a extender la mermelada sobre la masa de las mini tartas (6.)

¡Y voilá! Una presentación bonita y tenemos a nuestros invitados en el bolsillo. Como véis el proceso no es fácil, es facilísimo. Y no dejarán ni un trocito de tarta. Además, esta misma receta podéis aplicarla en un molde para tartas y quedará también espectacular.
Probadla, ¡os sorprenderá!

tarta queso fácil philadelphia sin horno blog sincobertura

 

 

 

Por |21 enero, 2015|

Deje su comentario