Reflexiones para antes de comprar un iMac

imacs

Cuando llega la hora de decidirnos a comprar un Mac, siempre asalta la duda de qué modelo escoger y, cuando ya nos hemos decidido, toca evaluar qué versión de ese modelo se adaptaría mejor a nuestras necesidades sopesando rendimiento, pero también precio.

Un ejemplo de esto pasa con las diferentes versiones iMac. Apple ofrece dos modelos, el de 21,5″ y el 27″. Antes de decantarnos por uno o por otro debemos plantearnos el uso que le daremos y el rendimiento que dicho uso requiere. En el caso de la gama todo en uno de Apple, está claro que si el usuario busca fuerza bruta debe dejar los procesadores Core 2 Duo y decantarse por los nuevos i5 e i7 que incorporan los iMac de 27″. Son los indicados para el trabajo profesional, sobre todo en el área de la edición de vídeo y el diseño en 3D.

Pero, en realidad, existe también un nutrido grupo de usuarios que conforman un perfil estándar y utilizan su equipo para tareas cotidianas de ofimática, edición de fotografía, el visionado de películas y algún que otro juego. Personalmente, el modelo más adecuado para este grupo es el de 21″. Ofrece un buen rendimiento de procesado, dispone de 4 Gb de RAM para acaparar con sobrada soltura varias tareas al mismo tiempo y su potencia gráfica, ya sea con la Nvidia GeForce 9400M integrada en placa o la aceleradora ATI 4670 HD, es más que suficiente

En el apartado gráfico -siguiendo con los iMac de 21″- hay una diferencia de casi 300€ entre la versión con tarjeta integrada (1049€) y la versión con 500Gb más de disco duro y la aceleradora independiente (1299€).  Se tiende a pensar que la integrada no rinde ni en un simple trabajo de Photoshop, que ni tan siquiera Exposé irá tan fluido, pero la realidad no es así. De tal forma que, a excepción de que queráis jugar a juegos muy, pero que muy exigentes, podéis optar con total tranquilidad por la versión inferior (al final del post dejo un vídeo que muestra la Nvidia a pleno rendimiento).

Por otra parte, os preguntaréis, ¿y los 500 Gb extra de disco duro?. Sinceramente, hoy día existen unidades de almacenamiento (y en algunos casos multimedia) por 100 euros. Si lo que queréis es hacer copias de seguridad, qué mejor que éstas se hagan en un dispositivo externo a vuestro equipo ¿no?

Moraleja: cuando no tengáis claro por cuál decidiros no dejaros llevar sólo por el precio o componentes como la tarjeta gráfica o el tamaño de disco duro. Es necesario tener en consideración aspectos más personales relacionados con el uso para comprar el equipo que más se adapte a ellos ya que es difícil que el usuario acabe adaptándose a la máquina.

PD: Todo esto no vale si tenéis pasta o sois ricos. En este caso, el iMac de 27″ con procesador i7, ATI 4850 HD y 8 Gb de Ram es el apropiado.

Vídeo | ChannelFlip-Tech

Por |9 diciembre, 2009|

Un comentario

  1. Francis 10 diciembre, 2009 en 12:48 pm

    8 Gb de RAM!!!

    Ya estamos en esas cifras? Quizás debería jubilar mi Pentium 3 de 1,75Mb de RAM… Uf, qué desactualizado me siento leyendo a veces este blog

Deje su comentario